Compartir
aumentar el busto

Si bien hoy en día existen diferentes tipos de cirugías estéticas para aumentar el busto, hay también algunos truquitos a los que puedes recurrir si no estás dispuesta a pasar por quirófano. Por ejemplo, la utilización de brassiers “Push-up” es una buena alternativa ya que centra y levanta el busto logrando que se vea más firme. Otra alternativa es escoger con cuidado los escotes que utilizarás, ya que si por ejemplo eres una chica flaquita con poco busto los escotes redondos con el brassier anteriormente mencionado son los más indicados.

En el caso del escote en V no te conviene ya que este luce más en mujeres con el busto más pronunciado. Otro truco muy útil para aumentar el busto es utilizar un poco de rubor por encima del mismo, aunque ten en cuenta que este es un truco óptico. También la postura influye mucho en como se ve pronunciado el busto, por eso es importante que en el caso de que camines y te pares encorvada, siempre corrijas esta postura.

Compartir
Artículo anteriorElegir un corrector de ojeras
Artículo siguienteBebidas saludables
Editora, escritora y fanática de la belleza, el cuidado corporal, la gimnasia y las dietas. Me gusta estar informada y compartirlo con la gente de mi querida comunidad.

No hay comentarios

Dejar una respuesta