Compartir
bisuteria de plata
baratijas de metal argénteo

Si tenemos que dar algunas características de la bisutería de plata, diremos en principio que estas están ligadas a la elegancia y al glamour, y que es muy demandada en el mercado actual, ya que la plata, es un metal elegido siempre por los que saben.
Si bien se trata de bisutería más bien clásica, diremos que se adapta a todos los estilos, independientemente de cual se éste.
La bisutería de plata, debe ser cuidada y mantenida en forma especial, ya que si la juntamos con otro tipo de joyas, podrían mancharse. Se las debe limpiar con los elementos específicos para mantenerla brillante, o en buen estado.
Anillos, pulseras, collares, gargantillas, tobilleras, colgantes de plata, son los accesorios que mejor quedan en una piel bronceada, porque es en el verano cuando más las lucimos.
El precio tiene que ver con el peso de la joya de plata, y a mayor peso, mayor el precio de la misma.

Métodos para saber si es verdadera

Una de las consultas que más nos hacen las usuarias acerca de ellas es cómo reconocer si se trata de una bisutería de plata verdadera o de una falsa. Esto es muy sencillo, porque en estas joyas, hay un sello que es característico, un rombo o romboide que tiene dentro de él, un número: el 925 que significa plata pura, y que por lo tanto, es una joya de plata verdadera, de lo contrario, sin ese número, no lo es.
Por ello y para que no haya dudas, es siempre muy atinado comprar en las joyerías de mayor prestigio que una casa o local de ventas de accesorios en bisutería, que no conocemos.
En cuanto al mantenimiento es muy sencillo pero sin embargo, hay que tener en cuenta de no olvidarnos que una joya de plata, debe cuidarse de la humedad, del agua, de los agentes abrasivos como el cloro, que está presente en las piscinas, de los perfumes, de los rayos del sol directos, del sudor, entre otros, y si lo que queremos es que esta luzca impecable toda su larga vida útil, es mejor seguir estas instrucciones básicas.
Para limpiarlas, se puede recurrir a algo que tenemos todos en el baño, sí, se trata de la pasta dental blanca, para dejarla impecable, con un pequeño cepillito, y se enjuaga al cabo de unos minutos, quedarán muy brillantes, y solo cuando se seca, se guarda para ponérnosla cuando la circunstancia lo amerite.

No hay comentarios

Dejar una respuesta