body piercing
Magali

Editora, escritora y fanática de la belleza, el cuidado corporal, la gimnasia y las dietas. Me gusta estar informada y compartirlo con la gente de mi querida comunidad.

Si bien en principio tenían más que ver con una expresión cultural, hoy en día los body piercing son una moda que ha atrapado a adolescentes y a adultas, pero hay algunos detalles que sería bueno que consideres si estás pensando en hacerte uno. Por ejemplo, debes elegir bien el lugar de tu cuerpo que perforarás, principalmente porque cada lugar del cuerpo cicatriza de manera distinta. Generalmente el riesgo más común es que la herida pueda infectarse, pero si lo haces en un lugar con todos los materiales descartables y debidamente desinfectado, no tendrás mayores problemas; además debes seguir paso a paso las instrucciones de la persona que realiza body piercing para el cuidado de tu perforación, no te olvides que después de todo, es un herida.

Las perforaciones corporales duelen, pero es un dolor tolerable, aunque lógicamente esto varía de persona a persona. Si es tu primera perforación, asegúrate de hacértela en un lugar que no sea muy sensible: el ombligo, la nariz o la ceja son los más recomendados. Hay una gran variedad de diseños de pendientes para que los luzcas, que van desde simples argollitas hasta aritos con formas y brillos. Pero más allá de la moda, lo más importante es que te asegures de hacerlo con un profesional y en un lugar que reúna todas las condiciones indicadas.

Deja un comentario