Compartir
Cuidar los pies en invierno
Cuidar los pies en invierno es muy importante

Cuidar los pies en invierno es tan importante como cuidar las manos y el cutis aunque sea cierto que éstos se encuentran mucho menos expuestos; esto no quiere decir que no sufran el clima. Además, los pies son la parte del cuerpo que más sufre ya que tienen que soportar a veces calzados imposibles, largas horas en las cuales estamos parados, caminatas y ejercicio físico. Todo repercute en ellos.

CALZADO

Primero hay que tener en cuenta el calzado que usamos, ya que en invierno tiende a ser mucho más cerrado. Si vas a comprarte botas por ejemplo que son las favoritas en esta temporada, asegurate de que te calcen bien y se adapten perfectamente a la forma de tu pie.  Un calzado ideal permite que puedas mover tu tobillo con libertad y cuya base sea solida para que puedas pisar con firmeza. Asimismo, las fibras naturales son las más recomendadas porque permiten que el pie respire.

ASPEREZAS

Otro de los secretos para cuidar los pies en invierno es deshacernos de las asperezas que se van formando. Puedes limarlas con una lima especial o bien exfoliar los pies todos los días en las zonas donde seas más propensa a generarlas.  La idea es eliminar todas las células muertas y hacer que tus pies estén más suaves.

HUMECTACIÓN

Invierno es una estación en donde el frío te seca la piel por eso la hidratación y humectación tanto de las manos, el cutis es tan importante, y lo mismo pasa con los pies. Es importante que uses alguna crema específica para esta parte del cuerpo y te la apliques todos los días ya sea luego de que te bañes o antes de irte a dormir.

Un  consejo muy útil en estos casos es que si vas a aplicarte la crema antes de ir a dormir, uses medias de algodón porque éstas ayudan a retener la hidratación. De todos modos no abuses de las cremas humectantes, especialmente entre los dedos, porque si se genera mucha humedad, se pueden generar hongos.

No hay comentarios

Dejar una respuesta