Compartir
cuidarse en navidad
Alternativas sanas: una de las claves para cuidarse en navidad

Llegan las fiestas y cuidarse en navidad empieza a ser una preocupación más especialmente si nos dejamos llevar por los excesos de esta celebración. Ojo, cuidarse de los excesos no quiere decir que debas matarte de hambre o resistirte a los platos que seguramente estarán deliciosos, pero precisamente cuidarse en navidad ayudará a que la disfrutes más.

Moderación

Probablemente la comida sea abundante y muy rica, y probablemente quieras probar todo. Siempre y cuando lo hagas moderadamente no habrá ningún problema. Parte de disfrutar la comida en esta fiesta es probar un poquito de todo, sin la necesidad de comer como si se acabara el mundo.

Equilibrio

Probablemente alrededor de esta fecha, tengas varias comidas y cenas de navidad: en el trabajo, con tus amigos, y por supuesto con la familia. En este caso debes ir equilibrando o regulando la comida. Si te pasas toda la semana comiendo en grandes cantidades, es posible que te indigestes y termines pasándola muy mal.

La bebida

Ten en cuenta que los tragos y cocteles están repletos de azúcar, por eso debes ser inteligente a la hora de beber en las fiestas. Para cuidarse en navidad, lo mejor es no excederse con la bebida, si puedes acompañar las comidas con jugos de fruta, sería lo ideal pero si vas a tomar alcohol y especialmente a mezclar diferentes bebidas, trata de ser moderado.

Ejercicio

Es importante hacer ejercicio no solo para cuidarse en navidad sino también como parte de nuestra rutina diaria para cuidar la salud. Que intensifiques tu rutina durante el mes de la navidad y año nuevo, ayudará a que llegues en mejor forma para combatir el efecto que tendrán los excesos durante la celebración.

Además de estos consejos, también podemos darte algunos tips básicos para tener en cuenta durante la cena:

  • Sustituye la comida grasosa por comida saludable
  • Elige pescado o pollo como plato principal y una guarnición suculenta de vegetales.
  • Opta por un postre sano: frutas naturales, helados frutales o cualquier postre con ingredientes naturales. Evita el exceso de chocolates y dulces que tengan altos niveles de azucares y grasas.
  • Mejor no aderezar la comida. Muchos platillos no lo necesitan pero en el caso de que prefieras darle un gustito diferente, solo utiliza lo mino necesario.
  • No comas a cualquier hora. Más allá de que esto no dependa enteramente de ti, es importante que durante el día y para la cena, respetes los horarios tradicionales en los cuales te sientas a comer.

No hay comentarios

Dejar una respuesta