Compartir
depiladoras láser domésticas
rasuradoras láser caseras

Hace algunos años se lanzó al mercado la depilación definitiva y muchas mujeres se arriesgaron a este tratamiento sin conocer mucho acerca de él. La maquinaria especializada para realizar dicho tratamiento era exclusiva de centros de belleza, estética y depilación muy prestigiosos y autorizados.
Hoy en día los avances de la tecnología han permitido diseñar y crear maquinarias especializadas de uso doméstico para que cualquier mujer pueda realizarse la depilación definitiva y desde su hogar.
Cierto es que anteriormente el uso de depiladoras láser debería ser exclusivo de profesionales en el tema ya que de lo contrario, podría llegar a ser sumamente peligroso acabando por afectar la piel del paciente o generando daños irreversibles.
Las depiladoras láser domésticas de la actualidad son muy fáciles de usar y de manipular, cualquier mujer moderna sabe cómo hacerlas funcionar y en cualquier momento del día. Pero aún se está discutiendo si es que realmente funcionan o no.
Hay quienes dicen que sí y hay quienes que aseguran que es una farsa, sin embargo, muchas son las marcas sumamente prestigiosas que han diseñado depiladoras láser domésticas que fueron testeadas una y otra vez para comprobar su verdadero funcionamiento.

Motivos para comprarlas

El funcionamiento de las depiladoras láser domésticas es muy similar a las de uso profesional ya que básicamente se trata de aplicar la máquina encendida sobre la piel que posee vello corporal.
En este momento veremos cómo dicha máquina comienza a disparar una especie de flashes de luz que producen calor. Este calor, debilita de a poco la melanina del vello hasta que el mismo se cae.
El precio de realizar el tratamiento en un centro de depilación puede costar hasta mil dólares dependiendo obviamente de las zonas del cuerpo que deseemos depilar, ya que por ejemplo depilar las piernas es más costoso que depilar las axilas.
Ahora bien, comprar depiladoras láser domésticas cuesta exactamente lo mismo aunque claro que también dependerá de la marca y la funcionalidad de la máquina de depilación.
Por eso es que dependerá pura y exclusivamente de lo que deseemos. Si preferimos que un profesional en el tema realice dicho tratamiento en varias sesiones, diferentes días de la semana, podemos recurrir a abonar el tratamiento correspondiente.
Por el contrario, si lo que preferimos es realizarlo nosotros mismos aunque no tengamos mucha idea del tema, entonces será mejor comprar la depiladora láser.
Además, muchos estudios han determinado que la depilación definitiva no es muchas veces “definitiva” ya que puede que en algún momento de nuestras vidas vuelva a crecer un poco de vello en las distintas partes del cuerpo.
Ante esta situación, si contamos con la depiladora en casa podremos combatirlos en segundos sin tener que abonar la totalidad del tratamiento nuevamente.

No hay comentarios

Dejar una respuesta