Compartir
malala yousafzai
Malala Yousafzai, la paquistaní que luchó por la educación de las mujeres

Malala Yousafzai es una joven nacida el 12 de julio de 1997 que a los 13 años se volvió celebre por tener un blog dedicado a contar y denunciar como era la vida viviendo bajo el régimen Tehrik e Taliban Pakistan utilizando el pseudónimo Gul Makai.

Entre los años 2003 y 2009, el régimen talibán cerró escuelas prohibiendo la educación especialmente a las mujeres por lo que tanto Malala como todas las niñas y mujeres en la zona del valle del río Swat, se vieron imposibilitadas de seguir con su educación.

En el año 2009 a través del documental “pérdida de clases, la muerte de la educación de la mujer” Malala y su padre Ziauddin Yousafzai explican la imposibilidad de las mujeres para recibir educación en esas zonas, y es a partir de este documental en donde Malala comenzó a tener una repercusión mundial altísima, volviendo un referente del activismo por los derechos de la mujer, especialmente en lo que respecta a la educación.

El atentado

El 9 de octubre de 2012 sufrió un atentado cuando dos miembros del TTP (régimen Tehrik e Taliban Pakistan) abordaron el autobús escolar en donde se encontraba y le dispararon con un fusil provocándole heridas de gravedad en el cuello y el cráneo. El mismo portavoz del grupo terrorista no solo realizó un comunicado para reivindicar el atentado contra ella sino que también afirmó que volverían a intentar matarla.

Malala fue internada en un hospital de Rawalpindi en donde le extrajeron la bala, la cual estaba alojada en su cuello, a pocos centímetros de la medula espinal y el 15 de octubre fue trasladada al hospital Queen Elisabeth en Gran Bretaña para programar la serie de cirugías reconstructivas que se le debía realizar tras las heridas sufridas en el atentado. Los médicos tuvieron que implantarle una placa de titanio en el cráneo así como también, un dispositivo auditivo en el oído izquierdo.

El 8 de octubre de 2013, publicó su autobiografía titulada “yo soy Malala”  que fue escrito por la periodista británica Christina Lamb. El libro relata acerca de su vida antes y después del atentado del que fue víctima.

La joven activista ha recibo numerosas nominaciones y ganado premios por su trabajo por el derecho a la educación, no solo de las mujeres, sino también, de todos los niños para que no tengan que sufrir lo que sufrió ella cuando era una niña.

No hay comentarios

Dejar una respuesta