Compartir
preparar un menu de navidad
Platos fríos y livianos es la clave de un buen menú de navidad

Planear un menú de navidad no es tan complicado como muchas personas creen y además es la perfecta oportunidad para sorprender a tus invitados cuando des una fiesta navideña en tu casa, ya sea para tu familia o para tus amigos.

Por supuesto que hay algunos detalles que debes considerar, y uno de los más importantes es el clima. Si bien tradicionalmente la navidad es una fiesta de invierno, en Latinoamérica se celebra apenas comenzado el verano y esto no es un detalle menor porque el menú de navidad debe seguir esa línea.

Lo más adecuado para preparar un menú de navidad cuando hace calor es pensar en platos livianos, preferentemente fríos. Además debes tener en cuenta que generalmente en las cenas navideñas, los postres, dulces y confituras suelen ser los protagonistas por eso las entradas y el plato principal deben ser livianos. También, recuerda que debes tener alternativas vegetarianas o preguntarles a los invitados antes, si hay algún producto que no consuman.

Otro punto ventajoso de un menú de navidad para el verano es que los platos fríos pueden prepararse con mucha anticipación de manera tal que cuando se acerque la hora de comenzar la fiesta, tendrás tiempo para  decorar la mesa y prepararla sin ningún apuro. Un tip que puede servirte es que coloques una mesa auxiliar para servir allí los platos y no quitarle espacio a la mesa principal.

Otro detalle es que siempre debes tener algunos entremeses preparados, especialmente porque siempre hay gente que llega temprano a las fiestas de navidad, así que no dudes en preparar algunos que sean del gusto de todos. Así mismo las bebidas también ya deben estar listas, para los tempraneros. Recuerda tener varias opciones con y sin alcohol, tanto de la bebida que acompañará la cena como la bebida para brindar.

No hay comentarios

Dejar una respuesta