Compartir
prendedores
broches

Desde hace un tiempo que los prendedores son una tendencia que no pasa de moda a pesar del correr de los años. Comenzamos primero viendo los que presentan fotografías de bandas musicales como así también el logo mismo de dicha banda, personajes de moda de ese momento y marcas de todo tipo.
Se usaban colocados en camperas de cuero, de jean, en mochilas, bolsos, cartucheras y en donde quisiéramos colocarlos. Hoy en día, los prendedores son mucho más sofisticados y hay modelos muy modernos y coquetos que podemos encontrar en los distintos puestos de comercialización de los mismos.
Este tipo de prendedores se usan para darle color y embellecer a una remera básica de color neutro y porqué no un bolso o mochila.
Si bien en muchos casos al momento de hacer un obsequio, por ejemplo, pensamos más que nada en llaveros, un par de aros o un anillo, debemos saber que los prendedores también son muy útiles ya que decoran cualquier prenda en donde se los coloque, dándole color, alegría y elegancia.
Estos están confeccionados con distintos y muy variados materiales tales como tela, cintas, seda, botones, piedras plásticas, cordones y todo lo que se nos pueda ocurrir.
Podemos observar flores confeccionadas en tela o en seda como así también moños de diferentes colores y tamaños muy divertidos ideales para obsequiar a una niña o adolescente para que decore la mochila que usa para ir al colegio.

Modelos clásicos

Ahora bien, también será necesario que tengamos en cuenta a otro tipo de prendedores aún más antiguos que los que nombrábamos al principio.
Estas son verdaderas reliquias y pueden encontrarse en joyerías antiguas muy elegantes o en locales de comercialización de artículos antiguos de todo tipo. Estos estaban confeccionados detallada y delicadamente con piedras muchas veces preciosas, semi-preciosas o de fantasía, prendedores de oro o bañados en oro o en plata.
Si bien las mujeres antiguas los usaban casi en toda ocasión, hoy en día podemos decir que si adquirimos uno de estos prendedores podremos lucirlos en una fiesta o evento especial a modo de accesorio de bisutería, en lugar de comprar un par de aros o una gargantilla.
A pesar de que en muchos casos nos referimos a prendedores fabricados con materiales de fantasía, sus precios son elevados ya que estamos hablando de modelos que no se comercializan a menos que se los solicitemos a un coleccionista o un local de artículos antiguos de todo tipo.
Por supuesto, ni hablar de los precios de los prendedores antiguos de oro y piedras preciosas, esos sí que son verdaderos tesoros.

No hay comentarios

Dejar una respuesta