Compartir
relaciones conflictivas

Cuando hablamos de relaciones conflictivas no solo se hace referencia a la relación en pareja, sino también, al resto de las relaciones humanas que tenemos con amigos, compañeros de trabajos, de estudio e incluso con la familia. Las relaciones conflictivas además de afectar considerablemente nuestra psicología, también afectan nuestra salud física. Por ejemplo, cuando se suele pasar por enfrentamientos y discusiones, es común que se genere ansiedad y stress lo cual puede afectar nuestro corazón; también en estos casos son muy comunes los problemas estomacales como la gastritis o la aparición de ulceras y problemas que tienen que ver más con la psicología como son los ataques de pánico y la depresión.

Otro de los problemas comunes que se dan mucho con las relaciones conflictivas especialmente en pareja, es la alteración de ciertos patrones de conducta. Por ejemplo, si estamos en una relación en donde no hay confianza, la paranoia y los celos extremos son una consecuencia muy grave. En el caso de las relaciones conflictivas en familia, es común que se produzca una baja en el autoestima, frustración y una sensación de fracaso. En cualquiera de los casos es importante que comiences a ver a un profesional si tienes alguno de estos problemas.

Compartir
Artículo anteriorQuemar grasa con yoga
Artículo siguienteUn día de cita
Editora, escritora y fanática de la belleza, el cuidado corporal, la gimnasia y las dietas. Me gusta estar informada y compartirlo con la gente de mi querida comunidad.

No hay comentarios

Dejar una respuesta