Compartir
toxina botulinica

La aplicación de toxina botulínica es uno de los recursos más utilizados para apelar las arrugas y las líneas de expresión, pero hay algunos detalles que debes conocer al respecto ya que no siempre representa a la mejor solución. Lo primero que debes saber es que el efecto de este producto e temporal, y puede durar unos 6 meses, por esta razón es que muchas mujeres se obsesionan con su aplicación. Uno de los problemas más graves que puede darse con la toxina botulínica es la parálisis facial, ya que si bien se trata de un producto seguro, una mala aplicación puede casar daños graves. Siempre que vayas a emplear este método asegúrate de que estés en manos de profesionales y especialistas.

Otro de los problemas más comunes de la aplicación de toxina botulínica es que afecta la expresión de emociones, ya que el rostro se ve limitado para expresarse. Muchos estudios realizados en mujeres a quienes recién les habían aplicado este producto, tardaron mucho más en ser capaces de expresar gestos ante diferentes noticias. También podemos mencionar las posibles alergias como una de las caras negativas de la toxina botulínica, especialmente si es aplicada en lugares que no cumplen con la normativa de higiene.

Compartir
Artículo anteriorRevitalizar la piel
Artículo siguienteErrores de maquillaje
Editora, escritora y fanática de la belleza, el cuidado corporal, la gimnasia y las dietas. Me gusta estar informada y compartirlo con la gente de mi querida comunidad.

No hay comentarios

Dejar una respuesta