Compartir
usar perlas

Las perlas en los accesorios son sin duda clásicas y te aportan muchísima elegancia, pero si te gusta usar perlas, debes saber que existen diferentes tipos y colores que pueden favorecerte o no. Las perlas cultivadas por ejemplo son las más elegidas debido a que muy simétricas, pero que sean cultivadas implica que no todas tienen un valor muy grande. La mayoría de ellas provienen de China y no son de alta calidad ya que no brillan tanto y al poco tiempo se terminan por desgastar, pero aquellas que provienen de la polinesia son las mejores. También hay perlas que son cultivadas en agua dulce y si bien son un poco asimétricas en cuanto a su forma, vienen en diversos colores.

Sin lugar a dudas, las perlas más costosas son las perlas naturales, ya que se las considera una rareza de encontrar, pero también son las más bonitas. De todos modos las perlas sintéticas son las más comercializadas ya que la variedad en colores y diseños es muy amplia, pero debes saber notar la calidad porque si bien hay muchas joyerías que trabajan perlas sintéticas de primerísima calidad, también están aquellas que no lo son. El problema más común que surge con las perlas de mala calidad son las imperfecciones en su superficie. Para que puedas detectar cuando una perla es buena o mala debes tener en cuenta la forma que debe ser perfectamente redonda; el color, que si bien hay diferentes tonos, lo importante es que todo el color en la perla sea uniforme y por supuesto el lustre de la perla, mientras más refleje la luz, mejor será la calidad.

No hay comentarios

Dejar una respuesta